Tejer: el autocuidado también es político

IMG_8981

Nunca fui muy buena para escribir en mi blog, espero hacer lo mejor que pueda por mantener este espacio actualizado.

Decidí volver a escribir ahora, de una forma más personal y terapéutica…lo que quiero compartir tiene más que ver con los aprendizajes y reflexiones que he tenido durante este año y su relación con la creación textil (tejer, bordar, coser…).

Yo soy psicóloga y ese es un lente que llevo puesto todo el tiempo…tanto como mis lentes lilas feministas…a través de ellos veo mi realidad y oriento mis acciones, es por eso que van a poder identificar esos elementos en lo que quiero comenzar a escribir. Este año ha estado cruzado -para mi – por tres conceptos que están íntimamente vinculados, son ideas o más bien prácticas cotidianas que me han ayudado profundamente a estar  más conectada conmigo misma, ser más coherente, valiente y tomar decisiones que estén orientadas nada más que a asegurar mi bienestar:

  • Autocuidado
  • Embodiment (en español sería algo como encarnación; estar encarnado; estar en el cuerpo)
  • Mindfulness (conciencia plena)

Venía hace un par de años sintiendo que tenía que aprender a cuidar mejor de mi misma, mis relaciones, mi cuerpo, la forma en que se daba mi diálogo interno…algo tenía que cambiar, pero no tenía claridad de qué y cómo hacerlo. En terapia, pude identificar qué cosas me estaban afectando y me tenían bajo un estrés permanente. Me di cuenta, que había aprendido a llenarme de actividades y ruidos externos para “no sentir” o no darle espacio a eso que me incomodaba (si, si soy psicóloga y voy a terapia). Una vez que pude verlo, respiré hondo y tomé decisiones radicales para construir la vida que quiero en mis propios términos. Eso se tradujo en el término de una relación importante y la renuncia a mi trabajo. Y aquí estoy ahora, poniendo las cosas en perspectiva para saber cómo continuar. Me siento feliz y plena, nunca había sentido tanta coherencia interna, tanta sintonía conmigo misma y esa sensación me sostiene.

No escribo esto porque quiera hacer de este espacio un diario de vida, sino porque esas decisiones que tomé, no fueron fáciles, pero aprendí a ponerle atención a mi cuerpo, a mis emociones, a mis creencias, a mi historia, pude asumir responsabilidad de lo que quería hacer, entendiendo que cuidar de mi misma es algo muy profundo y amplio, que cada persona define su propia forma de hacerlo y que resulta muy transformador.

Si no estuviera atenta todos los días a mi respiración, a la sensación en mi estómago, a los músculos, a todo lo que pasa en el cuerpo…no me habría dado cuenta de lo mal que lo estaba pasando, ni habría asumido que tenia que cambiar.

Aprender a observarme y estar presente en mi cuerpo (embodiment+ mindfulness) han sido herramientas terapéuticas muy potentes y el tejido tuvo mucho que enseñarme al respecto. Como sabrán, me dedico a hacer talleres de crochet en Casa de Oficios desde hace ya más de 6 años…y más de 400 personas han pasado por mis talleres, principalmente mujeres, diversas que me han enseñado muchísimas cosas en este tiempo, me han hecho preguntas, me han ayudado a mejorar y me han permitido meter mi cuchara feminista en todas las conversaciones. Vivimos en un sistema que nos dice todo el tiempo que debemos ser productivas,  que debemos hacer todo y bien, rápidas, multitasking y ojalá nos encarguemos de cuidar de otros, porque cuidar de nosotras mismas es un acto egoísta. Y yo no estoy de acuerdo con eso, creo que para amar bien y tener relaciones saludables debemos estar bien nosotras primero, tratarnos amorosamente para ser felices y ser libres.

Las mujeres estamos insertas en una cultura que limita los espacios de encuentro, de compartir lo que nos pasa porque hemos sido entendidas como quienes estamos a cargo de otros, se espera que seamos capaces de postergarnos y sacrificarnos por amor…lo que suena muy romántico a veces, pero nos va despojando de la posibilidad de explorarnos, desarrollar la vida de forma que sea satisfactoria y porque tenemos muchísimos menos tiempo para la vida personal que los hombres porque tenemos sobre, triple y hasta cuarta jornada laboral – no remunerada. No contamos con muchos espacios para aprender, explorar nuestros cuerpos, nuestra sexualidad, nuestros dolores, nuestras complicaciones con la maternidad, las relaciones de pareja y las relaciones entre pares.

Hablar de Autocuidado es imprescindible y entenderlo políticamente también, porque implica cuestionarlo todo: nuestro trabajo, nuestras relaciones, nuestra vinculación con el cuerpo, con nuestra salud mental. No es casualidad que el porcentaje más alto de depresión y trastornos ansiosos sea más alto en nosotras, si pensamos que vivimos en una sociedad que nos restringe y nos exige cosas contradictorias. Por eso quiero que conversemos, que compartamos experiencias, que podamos abrirnos y hacernos preguntas para pensar juntas lo que queremos sentir y abrir espacios para cuidarnos mutuamente, aprender a confiar en otras mujeres y relacionarnos de formas más amorosas.

Con todas estas ideas, experiencias y sensaciones, necesité replantearme la forma en que entendía el tejido o más bien, profundizar en un aspecto que ya venía presente hace rato en mis clases. Muchísimas alumnas de mis talleres, llegan porque necesitan conectar-se, bajar revoluciones, calmar, crear y proveerse de un espacio personal: un cuarto propio que las saque de la rutina, los conflictos, el trabajo doméstico, el cansancio y a veces, la soledad. Por eso es que decidí explicitar algunos principios transversales que traigo a cada clase.

  1. Una vida amorosa y sostenible: En el diseño de mis talleres de crochet, es importante para mi ofrecer patrones de tejido que sean fáciles y accesibles a tejedoras de diferentes niveles; que resulten tanto motivadores como gratificantes y que hablen por si mismos de sustentabilidad a través de una estética minimalista y de diseños duraderos, intencionalmente simples, capaces de vincular el tejer con una vida más lenta y significativa.
  2. Un ritmo propio: Con un proyecto de tejido accesible, nos brindamos un espacio para reflexionar, que nos obliga a reducir la velocidad. Utilizando un patrón sin restricciones, con pautas fáciles de seguir, podemos explorar la atención plena y la creatividad, que se transforma en el punto de partida para diseñar lo que desees. Tejer es un movimiento suave y repetitivo que relaja el cuerpo y puede permitirnos escuchar nuestro patrón de respiración y explorar el flujo de nuestros pensamientos. Les dejo un tema de Javiera Mena, que refleja este proceso de escucharse y puede inspirarles tanto como a mí:
  3. Una herramienta de desarrollo personal: El proceso de tejer puede ser un tipo de ritual, una habilidad para desarrollar a solas o en compañía, que realmente permite la introspección y se convierte en una forma de cuidado personal. Pueden tener a la mano su tejido siempre y tomarlo para avanzar algunos puntos o algunas cuantas vueltas cuando necesiten una pausa, pensar con claridad o calmarse si hace falta.

Espero que  a través de estos post pueda ayudarles a reflexionar sobre lo que está pasando en sus manos, en ustedes mismes y en su entorno…ojalá apropiándose de estas reflexiones de una forma que les sea propia y les haga sentido.

Más adelante compartiré algunos patrones, ejercicios tratando de profundizar en esto de tejer, estar presente y cuidanos.

 

2 comentarios en “Tejer: el autocuidado también es político

    1. Gracias a ti por pasar por aqui… voy a tratar de estar escribiendo más al respecto, no contamos con muchos espacios para conversar sobre cómo estamos y como podemos abrir espacios colectivos de cuidado. Te dejo un abrazo inmenso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s